Las serias dudas que, con su respuesta al desafío, ha creado la UE acerca de su naturaleza

Brexit: ¿Proyecto Miedo?

El Reino Unido atraviesa un alocado momento en su historia. El “Donald Trump inglés”, Mr Boris Johnson, de los tories, ha ganado las primarias del partido con el doble de votos que su rival, y será el próximo primer ministro británico, una vez investido por SM la Reina Isabel II.

Este político, cierto día se refirió a Hilary Clinton como “una enfermera sádica en un hospital mental”. En otra ocasión redactó un poema al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, insinuando literalmente su, digamos, “afición” por los animales, así como dedicándole insultos muy ingleses del calibre de “wankerer”, los cuales me abstendré de traducir. Este conservador, Oxford Boy de manual, excompañero de clase de David Cameron, con el cual atendía al Bullingdon Club, liderará el proceso del Brexit de ahora en adelante.

Boris Johnson en su encuentro con Hilary Clinton tras las halagadoras palabras

Cuando era alcalde de Londres, montaba en bici para ir al trabajo, y jugaba partidos de fútbol como si de rugby se tratasen. ¿Qué quiero dejar ver con todo esto? Pues básicamente, que este personaje es tan peculiar como las circunstancias en las que vivimos. No hace mucho que Nigel Farage, tras los ataques de risa que obtuvo su mensaje en el Europarlamento ( al comunicar que “lideraría un proyecto para sacar al Reino Unido de la UE”), veía ese proyecto materializarse, para después ganar las elecciones europeas con un partido recién fundado semanas antes.

¿Qué está pasando?

Hagamos el resumen más simple posible:

  1. El Reino Unido entra escépticamente en la UE pero no en el euro.

  2. Tras unos años, cede autonomías (menos que el resto), y establece relaciones multilaterales.

  3. Llega la Gran Recesión.

  4. Sumado a lo anterior, el cambio demográfico del país genera descontento. Los agentes a favor del cambio chocan contra los diplomáticos europeos, que prohíben las medidas.

  5. Se alzan voces y se pide un referéndum para retomar la soberanía.

  6. Cameron, contrario al leave y pro-EU, promete que si gana las elecciones habrá un referéndum. (Posterior al de Escocia)

  7. Se celebra el referéndum y democráticamente GANA el Brexit.

  8. Cameron dimite.

  9. Teresa May, es puesta al frente de las negociaciones.

  10. Su proyecto fracasa, no lo quieren ni sus rivales ni su partido.

  11. Nigel Farage funda el Brexit Party y gana las elecciones europeas semanas después.

  12. Boris Johnson gana las primarias y será el próximo primer ministro.

 

Claramente, en este resumen faltan miles de datos que nos permitan entender la totalidad de la situación, no obstante, es una buena base de la que partir. Personalmente, jamás tuve la menor empatía por el proceso de independencia, algo que empezó a cambiar cuando la Unión dio luz verde a ciertos métodos inesperados, políticos y mediáticos.

Brexit vs Remain (azul y amarillo)

Es vital remarcar que, al igual que pasó en las elecciones estadounidenses con los votantes de Trump, en el Reino Unido, aquellas personas que votaron a favor del Brexit, algunas de ellas veteranas de la Segunda Guerra Mundial, que habían defendido literalmente con su sangre lo que su nación representa, fueron caricaturizados por algunos medios como “estúpidos paletos sin educación”. Se dibujó una imagen de pro-EU = listo, pro-Brexit = campesino, viejo, facha y borrego, muy muy lejana de la realidad. Por supuesto en Londres gana la EU, pero…¿cuál es la demografía de Londres? ¿Qué conclusiones deberíamos sacar de ello?

Fuente: UK Office of National Statistics

Aquí vemos unos vídeos (en inglés) donde los defensores del Brexit expresan su hartazgo. Son muy ilustradores sobre la opinión que no vemos normalmente:

 

(Debates emitidos en la BBC)

 

La cuestión del Brexit no está aislada, forma parte de un evento mucho más grande que está ocurriendo en todo Occidente; soy de la opinión de que una persona inteligente, se parará a entender su verdadera complejidad, siempre desde el respeto. Está claro que es más fácil hacer un esquema en el que el otro es simplemente tonto, pero me temo que esto no solo va contra cualquier principio de la educación, sino que además es un grave error de planteamiento.

Tras escuchar al bando del Brexit, se pueden extraer dos conclusiones principales:

  1. Algo que en España pasa desapercibido por la prensa, es que una de sus principales causas fue la inmigración. Esto se puede observar simplemente escuchando las opiniones de los ciudadanos en los debates públicos, no en los telediarios.

  2. Los votantes del leave sospecharon desde el momento uno, que el Brexit sería muy improbable; creyeron, con gran acierto, que el otro bando se negaría a aceptar el resultado democrático, y que se iniciaría un lentísimo proceso burocrático que ganara tiempo para una segunda votación, o incluso tercera, en la que el proyecto fracasara.

Según parece, sus sospechas no carecían totalmente de fundamento viendo el panorama hoy, cuando tres años y un mes después, todo permanece en los trámites palaciegos. Sumado a esto, está el hecho de que fuera Teresa May quien negociara la salida, siendo ella escéptica en cierta medida sobre esta. Muchos conservadores se opusieron férreamente a ella, argumentando que en el fondo opera para la EU, y que jamás tuvo interés en ver el artículo 50 aplicado en su totalidad.

Como bien se aprecia, la situación es un auténtico fuego cruzado de posiciones, de bando contra bando, y de facción interna contra facción interna, ¿qué podemos sacar en claro? ¿cuál es el aspecto más importante?

Para mí, el primero es que Occidente ha llegado a un nivel de éxito que ha generado una crisis existencial (algo que desarrollaré detalladamente en mi serie Libertad & Economía); como si de una empresa se tratase, necesita proteger y mantener lo obtenido, así como encontrar sus próximos horizontes. De lo contrario, temo que surja el caos; no olvidemos esa tendencia natural de derribar lo inestable. Cuanto más alto se construye, mejor debe ser la arquitectura del edificio.

El segundo, y más importante en mi opinión, es la cuestión del “proyecto miedo”, entremos en materia.

Siempre existe una diferencia entre la teoría y la práctica; entre lo que se dice y lo que se termina haciendo; pues bien, ¿qué nos revela la actual actitud de Europa sobre el proyecto comunitario?

Que conviene volver a los orígenes.

Tras la devastadora debacle de la Segunda Guerra Mundial, Europa se encontraba estremecida ante lo que el ser humano es capaz de hacerse a sí mismo, hermanos contra hermanos, vecinos contra vecinos. Surgió al fin un acercamiento a los valores libertarios, una apertura entre las naciones, que, dentro del respeto por la individualidad y la culturas diferentes, cohesionara a los países europeos en un mismo objetivo, entorno y marco. Nació la unidad mercantil, los estados dejaron de imponer trabas al comercio entre ciudadanos europeos. Por fin estos pudieron exportar, importar, viajar, hacer lazos internacionales, y moverse libremente según su propio juicio e interés. La clase política entendió los beneficios de esto, comprendió que a un país no le conviene aplicar un aislacionismo de hierro, y que las personas prosperan en libertad.

Tal como predicen estas leyes filosóficas, al suceder esto, nuestro panorama cambió. La economía de Europa despegó de nuevo, y los estados miembros se han enriquecido en mayor o menor medida. Volvimos a ser ese oasis de libertad y abundancia que soñamos ser, o al menos, esa ha sido la tendencia. Al comerciar, nacieron nuevas relaciones estables, y la guerra entre hermanos, dejó de ser una constante; ganó la paz y prosperidad.

Estos eran los objetivos, y haciendo una observación general, creo que estaremos de acuerdo en que en gran medida se lograron. Bien, ¿qué está pasando entonces?

Pues que, si el objetivo es la fraternidad y la prosperidad, si lo que interesa es que estemos juntos en un mercado económico de fronteras intercomunitarias abiertas, si el interés es no perjudicar esto, sino impulsarlo tanto como se pueda… ¿por qué amenaza la UE con un Brexit duro?

¿Por qué diablos la clase política europea intimida con dejar fuera al Reino Unido del mercado común, y de cerrar la frontera? ¿Acaso esto solo es un privilegio para quien se someta a la Eurocámara? ¿Por qué necesitamos aceptar directrices para ser parte de ello? ¿No puede quedarse dentro del tablero común si no es cediendo poder político? ¿Qué disparate es este?

La Unión Europea jamás fue planteada así, nadie habría entrado en ella de ser esa la propuesta. Nunca fue una renuncia a la soberanía nacional, fue un plan de comercio y tráfico de ciudadanos libre, un plan de cohesión voluntaria.

¿No les estarán dando la razón a aquellos conspiranoicos que dijeron que este era un plan de gobierno supranacional? Ellos argumentaban que el verdadero plan era ofrecer lo mencionado, para poco a poco ir eliminando el concepto patriótico de país sobrerano, y acabar tomando el control político vía economía.

Por mi parte, incluso con la actual actitud de nuestros políticos ante “el disidente” Reino Unido, sigo pensando que estas ideas son una patraña ponzoñosa, que, aunque algunos puedan estar actuando bajo ese itinerario oscuro, el proyecto de la Unión es algo muy diverso, beneficioso y capaz de alcanzar grandes cosas. No obstante, necesita un cambio de actitud, bajarse de la nube de la arrogancia, hacer reformas y volver a la idea original, el concepto por el que todo comenzó. De no suceder esto, tarde o temprano alguien encabezará la disidencia, y desde luego, no creo que el sr. Johnson o Matteo Salvini vayan a promover la vuelta a los orígenes, sino más bien al pasado que decidimos trascender.

Todos tenemos nuestra opinión, me encantaría ver tantas como sean posibles en los comentarios, sería un buen debate. Yo dejo aquí mi granito de arena: la UE necesita volver a su idea inicial, abandonar este estilo ligeramente arrogante y autoritario. Dejar de declarar la guerra a sus críticos, y tomar en cuenta las razones por las que estos existen.

Espero que este artículo haya aportado algo más de información, y sobre todo, algunas dudas sobre lo que nuestros gobiernos están haciendo, sobre si sus acciones nos están revelando algo que quizás no nos habíamos planteado. ¿Será cierto lo que dicen los británicos del leave? ¿Estamos viviendo un proyecto miedo?

Un gran saludo.

***Actualización***

SEGUNDA ENTREGA DESPUÉS DEL BREXIT

 

Adrián Valbuena Izquierdo

 

2 Comentarios
  1. Pablo Moral Pérez 1 año

    Muy buenas Adrián compañero, mis felicitaciones por abordar de manera tan clara y accesible una cuestión tan difícil y de tantas lecturas como es el brexit. Pocos articulistas he visto que logren esto. Dicho esto, dado que solicitas opiniones, procedo a entrar a saco al debate. Tengo 2 puntos que comentar bajo mi humilde opinión, a saberse:

    En primer lugar, aunque jamás estaría de acuerdo con el ala más radical del bando leave ni sus posturas más conflictivas e incitantes al odio, y desde luego yo también temo que sus representantes, como Salvini, Lepen, Johnson o Farage, puedan estar aquí para despertar viejos fantasmas de nuestro pasado que mejor están encerrados; sí tengo que admitir mi más que razonable empatía con el bando leave. Y, sobre todo, con el núcleo del que parte su descontento, algo que tú también denuncias en estas líneas: el rumbo crecientemente autoritario de una UE que ha perdido su esencia.

    La UE fue concebida como un proyecto de corte libertario, la esencia de las originales Comunidades Económicas Europeas siempre fue la libre circulación de personas y mercancías, lo que crea oportunidades para la prosperidad, y lazos de confianza. Yo todavía espero que alguien me argumente en qué influencia que el Reino Unido se someta a legislación de la Eurocámara en materias que nada tienen que ver con esto, como medioambiente o igualdad de género entre otros, en romper esta libre circulación. Es sencillamente estúpido. La primera perjudicada, es la propia UE. ¿Alguien es capaz de argumentar un motivo para que RU, o cualquier otro Estado miembro, debiera someterse a la Eurocámara y la comisión europea porque esto aumente el bienestar de sus ciudadanos y sus oportunidades? Porque yo creo que más bien es una cuestión de puro ego megalomaníaco de una banda de tecnócratas que no aceptan que alguien no quiera seguir sus ÓRDENES, no sugerencias, órdenes.

    Ya que cuestión aparte es el funcionamiento «democrático» de la propia UE. ¿Cuánta gente de la que vota en las elecciones europeas sabe lo que está votando si quiera? Yo tuve el (?) privilegio de participar en una mesa electoral durante las últimas que se celebraron este 2019, y por mera curiosidad fuí preguntando aleatoriamente a algunos de los votantes que acudían qué sabían sobre para qué iba a servir su voto o cómo les influiría… Tildar de sorprendentes los resultados que saqué en claro es quedarse corto, ni un 10% sabían qué era el parlamento europeo y cuáles eran sus funciones…

    Ello por no hablar del espectáculo con la elección de los cargos de la UE: quien lo haya seguido habrá oído sobre esas reuniones totalmente herméticas entre los presidentes nacionales y unos pocos privilegiados y sus negociaciones y pactos para nombramientos unilaterales y sin transparencia alguna… Pero luego, esos cargos a los que no hemos tenido voz ni voto en elegir en ningún momento, son quienes toman esas decisiones que se imponen a los países miembro, con las que RU tanto difiere (con razón)

    Pero echemos un vistazo a alguna de la más reciente legislación europea: forzar por ley cuotas de género en la cúpula directiva de las empresas, forzar por ley el cierre de centrales nucleares a un par de décadas vista, forzar por ley al consumidor europeo a comprar coches eléctricos por cojones (sin abordar todos los problemas que esto le puede suponer, eso ya no es su problema), un proyecto de ley para aprobar un impuesto a las empresas digitales, la «tasa google», con la que amplios sectores de la población no están de acuerdo y de efectos dudosamente tan positivos como se sugiere, o mi favorita, un proyecto de ley para IMPONER un impuesto a los pedos de las vacas de los agricultores europeos… AH, ah, bueno esperad, me olvidaba del tristemente célebre artículo 13 de su nueva normativa para el copyright en internet, algo que afortunadamente se pudo modificar antes de ser aprobado para no convertirse en una herramienta de censura online legalizada e institucionalizada.

    Una vez más, todos esos pro-europa, explicadme como ninguna de estas pretensiones casa con la libre circulación de personas y mercancías. Difícil tarea, ¿eh? Luego dicen que en qué nos basamos para afirmar que la UE ha perdido su esencia. Y, por supuesto, todas estas leyes son elaboradas por la comisión europea (no votada por la gente), y votadas por el consejo europeo (que no rinde cuentas a la gente) y la eurocámara (lo que vota la gente, pero tampoco hay sistema alguno de que luego rindan cuentas por lo que hacen con esos votos), sin informar al ciudadano hasta que ya está aprobada ni consultarle nada, y una vez aprobadas es prácticamente imposible modificarlas o derogarlas. Y sobre todo, decidme: cuando se votó unirse a la UE, qué se vendió a la ciudadanía, el espíritu de las Comunidades Económicas Europeas, o la cesión de soberanía para someterse a legislaciones de temas que no tienen nada que ver y muchos no están de acuerdo. ¿Cuántos de los que votaron entrar, habrían cambiado de parecer se saber que esto sería así?

    Y, para concluir esta abultada crítica, hablemos de los famosos valores fundacionales europeos, otra materia más que es indefinida y nadie votó en su día, pero aparentemente todos tuvimos que aceptar, sin saberlo, para entrar al club, y que se argumentan siempre para afear a Estados miembro sus actuaciones. Supuestamente estos son una oda a la democracia y la libertad… Veamos ejemplos en los que la UE ha actuado de modo sancionador en defensa de estos, a ver si son lo que se vende: Coger a Suiza, que votó en un REFERENDUM DEMOCRÁTICO, restriciones a la inmigración de países EXTERNOS a la UE, y que ni si quiera es miembro de la UE y nunca aceptó someter su soberanía, y por no asumir unos valores a los que no se sometió suspenderla del programa Erasmus, para luego readmitirla pero sin becas económicas. Vamos, señores pro-UE, decidme a quién beneficia esto más allá de a los tecnócratas europeos, sin hablar de como se caga literalmente en el principio de libre circulación de los estudiantes. Otra joyita: coger a países que están sufriendo problemas de déficit en sus cuentas públicas, y sancionarles con multas de miles de millones por «incumplir la senda de estabilidad». ¿De verdad la solución a sus problemas de déficit es exigirles un gasto adicional en multas? Por no hablar de las habituales denuncias a Estados miembro por incumplir tal o cual ley europea que sus ciudadanos no han tenido voz en aprobar (pero sí la han tenido en votar al representante que la incumple, curiosa «democracia») seguidas de multa, en plan matón total, como la reciente multa a España por contaminación en grandes urbes. U otorgar al Tribunal de Justicia Europeo de Estrasburgo, cuya legitimidad nadie ha votado, la potestad de emitir sentencias que se imponen sobre la jurisdicción nacional y anulan sentencias de nuestros legítimos juzgados y tribunales.

    Mención a parte merece el caso brexit, cómo no. Más allá de la infinita hipocresía que comenté en el primer párrafo de esta crítica, esta el principal escollo en las negociaciones. Nuestro compañero @rodrigo ya comentó en un reciente artículo la cuestión de la guerra civil irlandesa (https://elefectomedici.es/un-dia-para-la-historia-28-de-junio-de-1922-comienza-la-guerra-civil-irlandesa/) No entraré a repetir lo que él ya dijo sobre lo duro de este conflicto. Mi pregunta es, señores pro-UE: Qué clase de valores europeos son estos, que para defenderlos, le merece la pena a los mafiosos de bruselas reabrir este conflicto y los cientos de muertes que puede traer consigo, amen de suspender la libre circulación de personas y mercancías, ya no sólo entre la UE y RU, sino entre ambas irlandas, y poner fin a décadas de paz y concordia, sólo para mantener las aspiraciones autoritarias y el ego de estos señores cargos europeos. ¿Es esta la UE que queremos? ¿Es esta la UE que votamos unirnos? Tras esta exposición de motivos sobre porqué cada vez más ciudadanos europeos, dentro y fuera de RU, estamos crecientemente enfadados con la UE, que tengan el valor de seguir llamándonos populistas, paletos, y desinformados… Esa es la UE que estáis ayudando a crear, no un oasis de libertad y convivencia, sino uno de narcisismo basado en una FALSA percepción de supremacismo moral e intelectual, en el que pretendéis imponer sin discusión alguna, porque democracia europea hay poca, vuestros locos planes mesiánicos sobre un mundo mejor a todos los demás, y quién no esté de acuerdo es un tonto según vosotros.

    Tras este encendido desahogo, quiero cerrar con mi segundo punto. Algunos sabréis que en estos momentos me encuentro viviendo ni más ni menos que en Londres, el pleno epicentro de toda esta historia del artículo. En este momento histórico crucial, debería haber actividad y caos a porrón, y centrar toda la atención. Sin embargo, ¿sabéis lo que se ve aquí en la calle? A gente viviendo su vida normal, sin prestar atención a estos jueguecitos de poder y de a ver quién la tiene más grande entre los brexiters y Bruselas. ¿Porqué? Porque a la gente no nos importan estos proyectos mesiánicos sobre quién va a salvar más al mundo y la humanidad, con los que todos nuestros políticos, de cualquiera que sea su ideología, se ponen en ridículo día tras día. La gente sólo queremos que nos dejéis de una puta vez vivir en paz y libres de circular, comerciar, relacionarnos, viajar, socializar, y, en definitiva, hacer nuestra propia vida, no la que queréis que hagamos en vuestra sociedad utópica. Basta de proyectos miedo, sueños megalomaníacos y mesiánicos, y falsas promesas de mundos perfectos. Dejadnos vivir en paz, TODOS los políticos, seáis del bando que seáis.

  2. Raúl Álvarez 1 año

    Lo cierto es que no contaba con mucha información clara acerca de este tema, y he disfrutado sobremanera este artículo, que sin duda ha arrojado bastante luz sobre mí. Un artículo estupendo, espero el siguiente con ansia

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Si desea comunicarse con la administración, puede hacerlo a través de este formulario. (Los usuarios proporcionan su dirección en los perfiles) Un cordial saludo, EEM

Enviando

©2020 ElEfectoMedici

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?