¿De verdad es tan revolucionario como nos lo presentan?

Cualquiera lo diría viendo su tendencia en los últimos 20 años (con excepciones), pero señores y señoras, Citroën es una de las marcas de coches más innovadoras y revolucionarias de la Historia. Y lo ha sido en los dos extremos del espectro. Desde el tecnológicamente avanzado, excesivo, sublime y lujoso DS19 de 1955 hasta el básico, espartano, económico, pero igualmente genial, 2CV de 1948. Y ahora, para llenar de amor y gozo nuestros aburridos y grises corazones, Citroën está de vuelta por sus fueros, con el que podría ser unos de los coches más revolucionarios y arriesgados de los últimos 30 años. Es el AMI (amigo, en francés).

Dejemos que sea la propia marca la que nos presente el aparato y sus claves con el bonito video a continuación. Después, a lo largo del artículo analizaremos dichas claves y otras más en profundidad, veremos si de verdad lo hacen tan revolucionario y valoraremos sus posibilidades de éxito o fracaso. Vamos allá.

Video: Citroën AMI. Manifiesto

¿Por qué es más feo que un murciélago del revés?

Podemos aceptar que el diseño es cuanto menos discutible, y que ni siquiera sabemos si va o viene porque parece ser que, como parte del ahorro de costes, los diseñadores decidieron crear solo un cuarto de coche para luego aplicar un par de simetrías. ¡Brillante!

Puede que el diseño sea poco convencional, pero propongámonos salir de nuestra cuadriculada zona de confort en lo que a estética se refiere, y miremos al AMI con la misma mirada amable, divertida y simpática con la que él nos mira a nosotros. Ya podemos avanzar a lo que de verdad importa.

¿Qué es exactamente el AMI?

El Citroën AMI es un cuadriciclo eléctrico de dos plazas y 2,41 m de longitud, diseñado para un uso exclusivo por ciudad. Tiene una batería de tan solo 5,5 kWh de capacidad que le permite recorrer 70 km entre cargas, y su motor eléctrico tiene 8 voluntariosos CV, buenos para alcanzar los 45 km/h. Puedes recargarlo en tu casa en 3 horas, como haces con tu móvil, y conducirlo siempre que seas mayor de 16 años, con el carnet de ciclomotor.Para que podáis comparar, un Smart Fortwo eléctrico, “el típico Smart”, mide 2,69 metros de largo, y tiene una batería de 17,9 kWh que le da 133 km de autonomía.

¿En qué colores está disponible?

Puedes elegir tu AMI en el color que te apetezca, siempre y cuando sea gris.

¿Cuánto cuesta?

Habéis podido verlo en el video, pero pongámoslo por aquí otra vez porque es un aspecto clave. Los precios para España todavía no han sido publicados, pero para Francia, el AMI costará 7000 €, si es que quiere comprarse en posesión.

Pero esta no será la única manera de conducir un AMI. También existirá la ya extendida opción del CarSharing  (como CarToGo, Emov o Zity) por 26 céntimos el minuto, y por último la que parece más competitiva de contratación por 20€/mes.

¿Qué lo hace tan revolucionario?

Sobre el papel, la ofensiva de Citroën es muy clara. Ataca directamente 3 de los pilares fundamentales del futuro del automóvil: electrificación, movilidad compartida y conectividad. Y lo hace con un producto verdaderamente económico y dirigido a las masas, algo que resulta inédito, pues hasta ahora la mayoría de intentos de los fabricantes consistían en productos caros para minorías, lo que lo convertía la nueva movilidad en un lujo para los que se lo pueden permitir. Además de revolucionar el coste de adquisición siendo un 60% más económico que el vehículo eléctrico más barato de la actualidad (el SEAT Mii Electric), también replantea el concepto de posesión y compra para asemejarlo a lo que sería un electrodoméstico de consumo, con puntos de venta en Fnac, compra directa por Internet y entrega en el domicilio. A esto se le añaden las diversas posibilidades de uso, entre compra completa, uso por minuto y el especialmente llamativo por su bajo coste pago mensual.

Todo esto es lo que nos quiere vender Citroën, que ya adelanto (SPOILER) que no se corresponde del todo con la realidad, como veremos en otro apartado más adelante. Sin embargo, sí que hay algo en lo que considero al AMI completamente revolucionario. Y esto es el concepto del vehículo.

El aparato es BÁSICO. Increíblemente sencillo, austero y funcional. A niveles que hacía décadas que ningún gran fabricante se atrevía a hacer (quizás con la excepción del TATA Nano en la India), pero que recuerda a algunos de los coches más exitosos de la Historia, como el mismo 2CV, VW Escarabajo, SEAT 600, Renault 4L, o FIAT Panda original. Soluciones ingeniosas que buscan ante todo el ahorro de costes y la funcionalidad, y que hacen replantear cuánto es necesario para moverte con agilidad del punto A al punto B.

Todas los cristales son perfectamente planos, lo que los hace más baratos de fabricar. Hasta donde puedo ver, el diseño simétrico longitudinal no es casualidad o un recurso estilístico, pues permite utilizar piezas idénticas para el frontal y la trasera, reduciendo el número de moldes necesarios a menos de la mitad. Esto es un recurso de ahorro de costes absolutamente brillante y que es llevado hasta las últimas consecuencias con las puertas.

Como se puede ver en la imagen, la puerta derecha se abre de manera inversa a la izquierda. Esto no solo lo hace muy original y llamativo, sino que permite que la puerta derecha e izquierda SEAN IDÉNTICAS. De nuevo, reduciendo la cantidad de moldes necesarios y facilitando muchísimo la vida en la cadena de fabricación y de montaje. Como diseñador industrial, soluciones como esta hacen que tenga que rendirme a los pies de los diseñadores de Citroën.

Por supuesto que la cosa no acaba aquí. Retrovisores 100% manuales y planos, para regularlos habrá que salir del coche y mover el espejo completo con la mano.

Las ventanillas consisten en una simple bisagra, nada de complejos mecanismos con las que bajarlas por el interior de la puerta.

El interior es completamente de plástico, sin alfombrillas ni guarnecidos, lo que lo hace más sencillo de limpiar y más barato. No existen concesiones al lujo, ni tan siquiera un sistema de info-entretenimiento, radio, o altavoces. Un soporte para tu smartphone es más que suficiente, y de paso ayuda con la protección de datos cuando el uso sea compartido.

No existe un maletero ni tercera puerta de ningún tipo (más ahorro de costes), pero hay espacio frente a las puertas del pasajero para colocar una maleta de cabina de avión. La ausencia del motor de combustión permite aprovechar el 100% del suelo del vehículo para bultos.

Y esto me sirve para enlazar con la elección de las baterías y el motor. Como ya he ha hablado alguna vez en EEM, en los desplazamientos por ciudad no se recorren grandes distancias. Eso unido a lo increíblemente ligero que es el AMI por su sencillez, permite utilizar una batería muy, muy pequeña, con la que de paso ahorrar aún más peso, dejando el total en solo 600 kg. Con ello y su ridículo motor de 8 CV, los consumos serán muy, muy bajos. Un Smart Fortwo, que tiene un tamaño similar, pesa 1100 kg. Como la batería es tan pequeña, ello permite cargarla por completo en un tiempo prudencial de solo 3 horas en un enchufe normal como el de tu casa, eliminando la necesidad de cargadores rápidos con la complicación técnica y coste que suponen, así como deterioro de la batería.

Estos son algunos de los detalles que las fotos e información de prensa me permiten destacar. Probablemente, visto el mimo con el que ha sido diseñado, montarse en persona en un Citroën AMI deje a la luz muchos otros detalles ingeniosos ingenieriles y de diseño, que espero os pueda traer tan pronto como el servicio de movilidad compartida de Free2Move llene de AMIs Madrid y pueda echar mano de uno de ellos.

¿Hay gato encerrado?

Pues sí, como ya os adelantaba, lo hay. El principal engaño se encuentra en la llamativa tarifa de contratación por 20€ al mes. Si este coste fuese limpio y real, estaríamos hablando de un precio MUCHO menor al del abono transporte de la mayoría de ciudades europeas, lo cual lo convertiría en una auténtica ganga. Sin embargo, tiene truco. Exige la contratación durante un mínimo de 48 meses, con un pago inicial de 2644€. Es decir, no es más que un clásico Renting en el que se paga una entrada, se deduce el valor del coche al final del alquiler y se reparte el resto en cuotas. Y esto de innovador no tiene nada de nada, se lleva haciendo años especialmente para empresas, pero también para particulares. Es cierto, la cuota mensual es muy baja y el método puede ser provechoso para muchas personas, pero no representa ninguna novedad. Simplemente, el coche de por sí es económico en un primer lugar, por lo que un pago a plazos o un renting sale también económico.

Si echamos cuentas, el alquiler de un AMI durante dos años saldría por 3604€. En función de como funcione el mercado de ocasión, podría salir más a cuenta comprarlo por los 7000€ y al cabo de dos años venderlo a otra persona. Pero eso está por ver.

Me parecería mucho más interesante e innovador que Citroën ofreciese ese mismo alquiler sin entrada, por unos 80-100€ al mes, sin permanencia. Sigue siendo un coste similar al de muchos abonos de transporte, pero da más flexibilidad al usuario. Esto podría plantearse como la reserva de un coche propio o simplemente suscripción mensual al servicio de Free2Move. Incluso un precio de 150€ al mes podría seguir siendo competitivo. Los 3604€ del Renting divididos en 48 meses da un coste de 75€ al mes. Por supuesto, en Citroën saben bastante más que yo de modelos de negocio y habrá buenas razones para hacerlo así. Pero lo que están presentando como innovador, no lo es.

En segundo lugar, tenemos la ya extendida opción de pago por minuto, ofrecido por Free2Move (antes EMOV, también de Citroën). El coste anunciado para París es de 26 céntimos el minuto, que es similar al del resto de compañía como CarToGo, Zity o los mismos EMOV actuales. Quizás algo inferior. Estos coches utilizados hasta ahora son o bien de 4 plazas o bien permiten la salida a la carretera (la M-30 por ejemplo) gracias a sus mayores prestaciones. Por supuesto, el coste de compra del AMI para la empresa es mucho menor (7000€ frente a una media de 20.000 o más) por lo que deberíamos esperar precios por minuto claramente menores para hacer el servicio competitivo, o quizás las empresas de movilidad simplemente aprovechen para conseguir mayores márgenes de beneficios.

Por último, queda la opción más tradicional, la compra. ¿Son esos 7000€ euros tan competitivos? ¿De verdad significan movilidad eléctrica para todos? Si se considera al AMI como un coche eléctrico con todo derecho, la respuesta sería sí. 7000€ son de por sí muy poco dinero para un coche de cualquier clase, pero es que además son 11.000 menos que el siguiente eléctrico más barato. El problema es que con el AMI no estamos hablando de un auténtico coche, sino de un cuadriciclo ligero, con velocidad limitada a 45 km/h, lo cual limita su uso no solo de forma práctica, sino también legalmente, a la ciudad. Y es cierto, muchas personas realizan sus desplazamientos diarios exclusivamente por ciudad, pero en ciudades como Madrid, con un transporte público sobradamente desarrollado, lo normal si no se tiene una economía holgada es utilizarlo. Gastar 7000€ para poder hacer esos mismos desplazamientos algo más rápido y cómodo, es un lujo.

La mayoría de personas que compran un coche es porque se ven obligados a ello, porque lo necesitan para ir de una ciudad a otra a trabajar, o para ir el fin de semana al pueblo, desplazamientos que en ocasiones no se pueden realizar de otra manera. El AMI no ofrece esa posibilidad. Y como el servicio que puede dar es sustituible por alternativas que exigen un menor esfuerzo económico, ello convierte al AMI en un producto de lujo, de capricho, o un juguete, como ya lo son los sobradamente conocidos microcoches sin carnet, sobre los que el AMI no aporta nada más que un precio inferior y un diseño más Funky. Dichos coches sin carnet acaban por verse únicamente en lugares como la Moraleja de Madrid, zona de alto nivel adquisitivo donde los niños ricos de 16 años los usan para ir a ver a su colega de la otra punta de la urbanización.

Y a todo esto hay que añadir que en las ciudades el aparcamiento sigue siendo muy difícil por pequeño que sea el AMI, cuando además está abocado a ser un segundo coche, y además hace necesaria una plaza de garaje para poder cargarlo.

En su uso para particulares, Citroën no es la primera en intentar algo así. Renault ya fracasó hace años con el Twizy con un concepto similar si bien es cierto que más agresivo, pues se acercaba más a una moto quedando a medio camina entre esta y el coche. En cualquier caso, era igualmente una propuesta de movilidad urbana eléctrica y económica (5000€), que no tuvo el éxito esperado.

Renault Twizy 2019, información y precios - Autofácil

Conclusiones

Hay aspectos en los que el AMI presenta ideas interesantes, y otros en los que Citroën vende como innovadoras cosas que no lo son. El concepto de vehículo es simplemente el de un cuadriciclo eléctrico de bajo coste, algo que ya había sido explorado por otros fabricantes con éxito relativo.

Los métodos de compra o alquiler están sobradamente inventados y probados, siendo las opciones el car sharing con pago por minuto, alquiler bianual por renting y compra tradicional. En mi opinión, le auguro un éxito muy limitado en el campo de los particulares, siendo su compra principal como capricho o juguete para moverse por la ciudad o para personas que no tengan carnet, en entornos adinerados.

Donde sí puede tener éxito es el campo de Car Sharing si se ponen precios competitivos aprovechando el menor coste de adquisición. En cualquier caso, seguro que las diferencias no serán grandes (si es que existen) por lo que no creo que el AMI represente el acceso definitivo de las masas a la movilidad eléctrica, como se está queriendo vender.

Es posible que el enfoque exclusivamente urbano no permita al AMI ser acceso definitivo de la movilidad eléctrica para todas las personas. Pero como producto ingenieril, resulta brillante en su objetivo de reducir costes a toda costa. Muchas de sus soluciones son geniales, y el enfoque 100% funcional, a mi juicio acertado a la par que atrevido, pero en cualquier caso digno de aplaudir.

El automóvil en sus inicios debió convertirse en un producto sencillo y económico para poder llegar a las masas, y así debería ser ahora que afrontamos una nueva etapa eléctrica. Si tan importante es que los coches de las ciudades estén impulsados por electricidad para cuidar el medio ambiente, una concepción austera y sencilla de la idea puede ser clave para que más personas y familias puedan acceder a él. Quizás el AMI lo lleve demasiado al extremo, pero esta filosofía de reducción y simplificación debería ser seguida más a menudo por otros fabricantes.

Eliminar necesidades en lugar de crearlas como camino a la sostenibilidad.

Todas las imágenes de este artículo pertenecen a Citroën.

2 Comentarios
  1. Pablo Moral Pérez 3 meses

    Muy buenas Luismi. Primero de todo, me gusta bastante este formato nuevo reseñando modelos nuevos de automóvil. Creo que funciona y se lee muy bien y es un aditivo interesante a la página.

    Sobre el Citroën AMI, pues a ver… Es un intento interesante, pero me parece que para que triunfara deberían aplicar la misma política de austeridad que en el diseño a los precios… Como dices, para Europa, no es mucho más interesante que opciones ya existentes como el transporte público o los patinetes eléctricos. Tiene la ventaja de poder llevar más cómodamente algún bulto, eso sí. Es más privado que el autobús o el metro, y más seguro que una scooter o un patinete eléctrico. Pero no veo yo tampoco una ventaja muy definitoria, máxime con lo feo que es el diseño y la falta de radio u otros aditivos…

    Encima, para otras zonas donde el TP y los PE aún no llegan, como ciudades menores, o muchas ciudades en EEUU por ejemplo, esta opción podría ser muy interesante, pero la susodicha falta de autonomía le quita el atractivo. Donde sí podría triunfar este modelo, y mucho, es en las masificadas ciudades de Asia. Allí el transporte público está abarrotado y es agobiante, y hay problemas con el espacio para aparcar a los que un modelo tan pequeño se adapta perfectamente. Pero para que Citroën triunfe allí, deberá ser capaz de aplicar la misma innovación al precio de uso que al diseño ingenieril.

    Nada más, muy interesante sección. Un saludo compañero.

    • Autor
      Luis Miguel Gutiérrez Ortiz 3 meses

      Hola Pablo, muchas gracias por tus aportes. Llegarán artículos similares siempre y cuando los modelos lo merezcan por lo que aporten a la industria o la ingeniería e innovación en general.

      Me gustaría hacer un par de aportes a tu, por otro lado, acertado análisis. El tema del diseño es sin duda algo muy subjetivo y en este caso puede resultar polarizante cuanto menos. Más allá de los recursos hiperbólicos que haya podido usar en el artículo, a mí por ejemplo no me disgusta. Pero lo que considero importante sobre el diseño del AMI, es que no debería jugar un papel fundamental, pues a diferencia de la práctica totalidad de coches actuales del mercado, este no debería ser un producto aspiracional, sino exclusivamente práctico. Su diseño consiste en hacer el producto barato, manejable y amplio. En definitiva, el AMI es lo más electrodoméstico que un coche puede ser. Te lleva del punto A al B, de igual manera que una lavadora te lava la ropa o una nevera te enfría la comida. Por supuesto, un coche es algo con lo que sales a la calle, y eso no puede olvidarse. Quizás pueda escribir un artículo algún día sobre este tema.

      Por otro lado, características que en principio podían parecer negativas las considero un acierto. La autonomía es más que suficiente para un uso 100% urbano (el único que se le puede dar) y el uso de la batería pequeña son todo ventajas. Menor coste, peso, consumo, tiempo de recarga…
      El interior espartano sin radio ni altavoces puede chocar de primeras, pero con la tecnología de smartphones actual, un habitáculo tan pequeño y para trayectos cortos, lo creo lógico, y aplaudo a Citroën por atreverse.

      En definitiva, quizás el AMI no sea un producto lo suficientemente redondo para convertirse en un éxito rotundo (o sí, el tiempo dirá), pero sí que creo que da muchas ideas y marca caminos a seguir para otros fabricantes, como decía en el artículo.

      Un saludo.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Si desea comunicarse con la administración, puede hacerlo a través de este formulario. (Los usuarios proporcionan su dirección en los perfiles) Un cordial saludo, EEM

Enviando

©2020 ElEfectoMedici

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?